addu
 
 
FC

 

 

Gala anual de la danza tradicional

1º GALA 2011 "BICENTENARIO"

Esta fue la primera, el inicio de lo que esperábamos fuera una presencia permanente en la agenda de espectáculos de nuestro país. Se realizó en la sala Nelly Goitiño del SODRE el día 27 de agosto en medio de una fuerte tormenta que no nos acobardó. Con un gran marco de público participaron de esta Gala Bicentenario los siguientes elencos:

• Colectivo Artístico PuebloDanza – Dirigido por Sheila Werosch / Walter Veneziani
• Ballet Folklórico Ñantapiré – Dirección Gral. Mariano Aparicio / Dir. Art. Laura Gonzalez
• Ballet Tierra Adentro – Dirigido por Carlos Bortagaray
• Grupo Juvenil Kavuré’i [invitado especial] – Dirigido por Ari Thaler
• Ballet Folklórico El Ombú – Dirección Gral. Elida Pacce / Coreografías Luis Costa
En el editorial del primer programa contestábamos así a la pregunta


¿POR QUÉ UNA GALA BICENTENARIO?


“Porque hacía falta, porque queríamos bailar y compartir con Uds. en las mejores condiciones nuestro aporte a la celebración de los 200 años de la gesta artiguista.

Porque desde tiempos inmemoriales los pueblos han creado, re-creado y sostenido con sus cuerpos y sensibilidades diversas formas coreográficas, con las cuales expresar y compartir alegrías y tristezas, emociones y aspiraciones, anhelos y temores, amores y odios. Para que llueva o para que pare de llover, para enamorar o para ir a la guerra, para festejar una buena cosecha o para apaciguar a los dioses que nos castigaron con una mala, para bailar, porque si, para seducirnos y para recordarnos.

La memoria popular es un tesoro compartido, hemos suscrito como país una Convención Internacional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, nuestro parlamento ha sido uno de los primeros en ratificarla y darle fuerza de ley nacional. Pero ¿de qué se trata? pues se trata nada más y nada menos que el recuerdo y puesta en valor de la memoria colectiva de un pueblo que a lo largo de generaciones construye y atesora una forma única e irrepetible de estar en el mundo.

El mundo se expande con tecnologías cada vez más cambiantes y accesibles, la “aldea global” de la que hablaba McLuhan es nuestra morada desde hace muchas décadas, pero, somos diversos, tenemos derecho a la diversidad y además es esa la única forma de mantener la humanidad y apuntalar la vida.

Somos diversos en nuestra memoria y también los pueblos porfían por ser diversos hacia adentro de sí mismos y darse muchas formas de recordar su pasado, de reconstruir su memoria. Es claro que las danza folklóricas no son verdades “en conserva” (parafraseando a Bastide), son construcciones dinámicas que tienen vida popular durante ciertos períodos y durante esas etapas pasan por diferentes fases algunas de las cuales son de alta inestabilidad. Cuando resumimos en una forma coreográfica esa mixturada dinámica, empobrecemos y seleccionamos de manera indefectible, pero necesaria. Solo debemos ir creciendo en el compromiso de seriedad, amor y disfrute en relación a ese tesoro inmaterial que la historia nos cede en custodia a condición de preservarlo y mejorarlo para las generaciones venideras.

Nuestro país cuenta con un número importante de personas y colectivos que trabajan seriamente y con amor lo relativo a la danza tradicional, un puñado ha elegido la representación escénica de la manera más artística y profesional posible en nuestro medio. De ese puñado algunos están presentes este año brindando su arte y su tesón en esta Gala, otros lo estarán en las futuras y esperamos que también en miles de instancias cada vez más ricas y frecuentes, con las se tejerá la relación de la proyección escénica de la danza y el público.

Hasta la próxima”

Visulaizar Demo